prostitutas cubanas el oficio mas antiguo del mundo

Ahora es diferente, los cubanos optan por los extranjeros por su capacidad económica, dando origen a la frase de que Cuba es el burdel del mundo. Explicó que a pesar de que el tema de los burdeles ha sido tratado de forma superficial, sin abundar mucho, en la literatura, el cine y el teatro cubano; existen muchas historias que contar en los barrios de San Isidro y Colón, ambos en la Habana Vieja.

Cada burdel tenía casi la misma estampa. En las puertas y ventanas se paraban las meretrices, pintarrajeadas y ligeras de ropa para atraer a los clientes.

Al entrar había una sala esperando a los clientes. Con un biombo o una cortina se dejaba entre ver la parte trasera del inmueble donde estaba la acción. Luego estaban los corredores o zaguanes que conducían a las habitaciones. La poca intimidad parecía que era una estrategia para estimular, con los falsos quejidos emitidos por otras prostitutas, el placer de los clientes.

Las que ofrecían el servicio casi nunca vivían allí. Iban al anochecer para hacer su trabajo. Las que residían en ellos, generalmente eran de origen campesino, sin domicilio fijo en la capital, y atendían a sus clientes en cualquier horario que se les solicitara. Calculé que un italiano apuesto y con cultura, podría ser el candidato.

Pero el tipo me timó. Me creó un mundo perfecto. Una tarde de salí rumbo a Roma. La primera decepción de Yamilé fue que su pareja vivía a mil millas de Roma.

Ni siquiera tuvo tiempo para pasear por la ciudad vieja, romancear en una tracttoria o visitar la Capilla Sixtina. Era un vulgar proxeneta. Fuimos a parar a una villa de un pueblo italiano perdido. Casi todas las noches me llevaba toda clase de clientes. Eso sí, con buena pinta. Hice orgías con prostitutas de otras nacionalidades.

Sabía hasta dónde podían llegar las personas que se dedican al negocio de la prostitución. Me tomé las cosas con calma. Él me amenazaba con matarme si llamaba a la policía o le contaba las cosas. Siempre te enganchan con el mismo cuento: Dice que una docena de cubanas que ella conoce se prostituyen en Italia.

Otras fueron engañadas como yo. Con algunos euros ahorrados montó una peluquería. Pero aquí no vale la pena trabajarle al Estado. Estoy pensando emigrar temporal o definitivamente. Pero si trabajas duro y seriamente, se puede prosperar. Ya tengo 36 años, una edad en la que no puedes aspirar a vivir de la prostitución. Nació en La Habana, el 15 de agosto de En se inicia como periodista independiente en la agencia Cuba Press.

A partir del 28 de enero de empezó a escribir en Desde La Habana, su primer blog. Arte y Cultura Entretenimiento. Ciencia y Salud Tecnología.

En las puertas y ventanas se paraban las meretrices, pintarrajeadas y ligeras de ropa para atraer a los clientes. Al entrar había una sala esperando a los clientes.

Con un biombo o una cortina se dejaba entre ver la parte trasera del inmueble donde estaba la acción. Luego estaban los corredores o zaguanes que conducían a las habitaciones. La poca intimidad parecía que era una estrategia para estimular, con los falsos quejidos emitidos por otras prostitutas, el placer de los clientes. Las que ofrecían el servicio casi nunca vivían allí. Iban al anochecer para hacer su trabajo. Ella daba caricias y él devolvía poder. Eran los años de la poligamia revolucionaria, en que un comandante que se respetara necesitaba tantas queridas como medallas.

El proxeneta se transformó. Proliferaron los jefes de protocolo que conectaban a estas dedicadas compañeras con los visitantes extranjeros invitados por la Plaza de la Revolución.

Ellas reían y flirteaban. La Revolución es puro amor, pensaban ellos. La caída de la Unión Soviética ocasionó un cataclismo en aquellas camas donde se intercambiaban sudor e influencias, semen y privilegios. Con el fin del subsidio llegado desde el Kremlin y las reformas económicas que el oficialismo se vio obligado a hacer, el dinero recuperó su capacidad de convertirse en bienes, servicios y caricias.

La meta de las cortesanas socialistas era terminar con un guerrillero bajado de la Sierra Maestra. El turismo internacional entró a mediados de los años noventa con sus bebidas enlatadas, sus hoteles prohibidos para nacionales y sus damas de compañía rebautizadas como jineteras. Eran los años del remate, de los precios ridículos. Ellos logran burlar la vigilancia y llenan cada espacio del territorio nacional donde el acento delata a un visitante. Los nuevos ricos no llevan uniforme militar, sino que regentan restaurantes privados o administran una empresa mixta.

De la mano de ellos el cliente nacional se ha vuelto a colar en la foto de la prostitución cubana. En el país alcanzó la cifra récord de cuatro millones de visitantes internacionales. No buscan lujos, sino migajas. Son las nietas de aquellas cortesanas que jadeaban entre consignas y privilegios.

Nota de la Redacción: Para comentar, por favor Inicie sesión o regístrese. Usuario El campo usuario debe tener entre 4 y 24 caracteres. Contraseña La contraseña debe tener entre 4 y 24 caracteres. Repetir contraseña Las contraseñas no coinciden. Le hemos enviado un mail con una URL de confirmación a la dirección: Le hemos enviado un mail con una URL de confirmación a la dirección de correo: Juan,por poner un ejemplo de lo que se dice es verdad,te puedo poner miles,mas con uno basta,Ve al hospital juridico del cerro lombillo y calzada del cerro para que compruebes por ti mismo en las condiciones que estan,las salas,los baños no cojen agua no se cuanto tiempo hace,si,ya se,el bloqueo americano abre y cierra las torneras de agua,los techos se estan a caer,tambien se,los hoteles nuevos lo estan haciendo con cemento especial que para arreglar hospitales no sirven,.

Por amor de dios,solo un ciego es que no ve,y atencion,un ciego no ve,mas huele si va al baño de algunos de los hospitales,solo de la habana. De qué medicina hablas sin en los hospitales no hay ni analgésicos? Por casualidad tomas sustancias alucinógenas o eres un pobre diablo que defiende lo indefendible? Gracias fidel por todas las perolatas que nos metistes en la cabeza hablando mierda del capitalismo yanqui y de sus secuelas en la poblacion,gracias te digo porque todas esas cosas quedaron contigo en el maldito viaje a la conquista del hombre nuevo Es el unico tipo de mujer que su periodo menstrual le dura desde que conoce al turista hasta el dia del vuelo de regreso.

Por eso el dia del encuentro la pregunta obligada no es si eres casado , sino , cuando te vas? Y claro que son de las mas preparadas del mundo, cuando antes de salir a luchar el varo, dejan tras su puerta colgada una bata blanca de Doctora, una toga de abogada o la indumentaria de una ingeniera que dirige una importante construccion Compatriota,aunque no lo creo.

Prostitutas cubanas el oficio mas antiguo del mundo -

Gracias por escribir y publicar la Cuba que se esconde a los ojos de muchos en este planeta, pero que cada vez y tu has contribuido mucho a eso, se va develando la realidad. Contraseña La contraseña debe tener entre 4 y 24 caracteres. Como si quisiera corregir mi pecado. Gracias Molina 11 noviembre a las Floreció también la prostitución masculina. En Cuba, durante la época republicana estaba desbordada en las llamadas zonas de tolerancia. La primera vez que Yamilé se acostó con un hombre por dinero tuvo sensaciones encontradas. Cada burdel tenía casi la misma estampa.